Mejores Cojines Masajeadores

Un duro entrenamiento, una jornada laboral fuerte o sencillamente el cansancio acumulado te hacen desear llegar a casa y relajarte. Sin embargo, a veces la cama o el sofá no son suficientes para descansar y liberar el estrés. Por esta razón, te quiero presentar los cojines masajeadores, dispositivos muy prácticos para darle un tratamiento saludable a tus músculos.

Estos aparatos tienen la forma de una almohada que puedes colocar en cualquier parte de tu cuerpo. Se adaptan al cuello, la espalda, la cabeza, hombros e incluso las piernas. Alivian la tensión, tonifican los músculos y te hacen sentir mejor en el día a día.

Ya no es necesario que vayas a un spa para recibir una sesión de terapia, sino que lo puedes hacer desde tu propia casa. Si deseas comprar un buen cojín masajeador, presta atención a los consejos que tengo para ti.

Comparativa de los mejores cojines masajeadores

1. Masajeador de espalda Renpho

Ver Precio
Lee opiniones

PROS

  • Buena relación calidad/precio
  • Masaje profundo
  • Sistema de seguridad
  • Diseño compacto

CONTRAS

  • No incluye batería

2. Cojín masajeador eléctrico Duomishu

Lee opiniones

PROS

  • Masaje profundo
  • Con terapia de calor
  • Configuración adaptable
  • Fácil de limpiar

CONTRAS

  • No es portátil

3. Masajeador eléctrico RCQD

Lee opiniones

PROS

  • Fácil de utilizar
  • Gran versatilidad
  • Diseño ergonómico
  • Con sistema de seguridad

CONTRAS

  • No es muy silencioso

4. Cojín de masaje shiatsu Sinbide

Sin opiniones

PROS

  • Muy buen precio
  • Con función de calor
  • Diseño ergonómico
  • Sistema de seguridad

CONTRAS

  • Sin funciones novedosas

4. Cojín de masaje shiatsu Sinbide

Lee opiniones

PROS

  • Buena relación calidad/precio
  • Masaje profundo
  • Tratamiento avanzado
  • Alta comodidad

CONTRAS

  • Velcro algo endeble

 Los 5 mejores cojines masajeadores

No siempre es fácil escoger, ya que en internet vas a ver cientos de cojines masajeadores y decenas de ofertas. Para que la elección sea más sencilla, te presento un top detallado con los modelos más destacados del momento:

1. Masajeador de espalda Renpho

VER OFERTA EN AMAZON

Este masajeador te ayudará a relajar los músculos apretados, tensos y sobrecargados gracias a su amasado profundo. Además, utiliza un sistema de calefacción reforzada para favorecer la circulación de la sangre. Tendrás una gran sensación de comodidad, a la vez que descansas.

Es un dispositivo que se vale de la técnica japonesa shiatsu, es decir, movimientos que ejercen presión en tus músculos en 3 direcciones. Imitan las manos humanas a la perfección, así que prácticamente te vas a sentir en un salón de masaje.

Su diseño de almohada es bastante delicado y suave, lo que lo hace bastante placentero al tacto. Dispone de un velcro elástico para realizar ajustes y asegurarlo en tu espalda, aunque también lo puedes usar en los hombros y las piernas.

Su dirección es modificable y tiene velocidad graduable, así que vas a recibir el masaje con la intensidad que prefieras. Se echa en falta una batería recargable, pero su cable de corriente es bastante raro, así que tendrás pocos problemas.

PROS
  • Buena relación calidad/precio: es un cojín accesible y con buenas prestaciones.
  • Masaje profundo: tiene 4 nodos que funcionan en 3 direcciones.
  • Sistema de seguridad: posee apagado automático que evita la sobrecarga.
  • Diseño compacto: ocupa poco espacio y es fácil de transportar.
CONTRAS
  • No incluye batería: necesita estar conectado a la corriente eléctrica.

2. Cojín masajeador eléctrico Duomishu

VER OFERTA EN AMAZON

Un masajeador personal adaptable a la espalda, el cuello, los hombros, las piernas y la cintura. Gracias a su función de terapia con calor, promueve el flujo sanguíneo, sin olvidar su masaje profundo con método shiatsu. Emplea 4 nodos para proporcionar una experiencia satisfactoria y relajante.

Por otro lado, funciona en 2 direcciones, una en el sentido horario y otra en contra de las agujas del reloj. Como resultado, logra liberar todos los nudos del cuerpo en cuestión de minutos. Además, admite ajustes de velocidad en 3 niveles distintos para personalizar la experiencia.

Como material de recubrimiento se ha utilizado cuero PU, que es respetuoso con el medio ambiente, fácil de limpiar y sin ningún aditivo tóxico. Y como regalo tendrás un adaptador de conexión para el móvil para que disfrutes de un masaje cuando viajes hacia o desde casa.

PROS
  • Masaje profundo: utiliza 3 direcciones para potenciar la relajación.
  • Con terapia de calor: usa la temperatura elevada para reparar los músculos.
  • Configuración adaptable: es posible ajustar la potencia según tus gustos.
  • Fácil de limpiar: material ecológico y que no acumula restos.
CONTRAS
  • No es portátil: aunque es de tamaño compacto, no incorpora batería.

3. Masajeador eléctrico RCQD

VER OFERTA EN AMAZON

Sigo con este listado de cojines masajeadores con uno de los modelos más versátiles. Se acopla a casi todas las partes del cuerpo, desde los pies hasta tu cuello, siendo ideal para usar en casa, en la oficina y hasta en tu vehículo, gracias a su conector adaptado.

Dispone de 3 niveles de velocidad para que configures la fuerza según las necesidades que tengas en el momento. Así vas a disfrutar de la presión adecuada para aliviar músculos tensos y relajar tu espalda, brazos, lumbar o pantorrillas.

Otra de sus características interesantes es que genera movimientos circulares, entonces no sufrirás cambios bruscos de dirección. Quizá no sea el modelo más silencioso ni te sirva para dormir, pero no será molesto para tomar un breve descanso.

PROS
  • Fácil de utilizar: su interfaz es muy intuitiva y sencilla.
  • Gran versatilidad: sirve para todas las partes de tu cuerpo.
  • Diseño ergonómico: es un aparato cómodo y suave al tacto.
  • Con sistema de seguridad: se apaga por sí solo luego de 15 minutos.
CONTRAS
  • No es muy silencioso: su nivel de ruido no es adecuado para dormir con él.

4. Cojín de masaje shiatsu Sinbide

Lo que más sobresale de este cojín masajeador es su diseño ergonómico, al igual que su material de franela. Es un aparato cómodo, suave y que se ajusta a la perfección a tu espalda, cuello y hombros.

Su masaje es relajado y reparador, tanto que alivia las tensiones musculares y potencia la circulación. Utiliza 8 rodillos de masaje que ejercen presión en tu cuerpo para liberar los nudos. Además, lo podrás poner no solo en tu zona escapular, sino también en el abdomen, las pantorrillas y los muslos.

Tiene un funcionamiento muy intuitivo, ya que solo posee un botón que al pulsarlo comienza a funcionar. Claro está, esto significa que no tiene muchas funciones avanzadas, pero cumple muy bien para un masaje básico.

PROS
  • Muy buen precio: es uno de los masajeadores más económicos.
  • Con función de calor: su característica térmica promueve la recuperación muscular.
  • Diseño ergonómico: se adapta a varias zonas de tu cuerpo con mucha comodidad.
  • Sistema de seguridad: se apaga a los 15 minutos para evitar la sobrecarga.
CONTRAS
  • Sin funciones novedosas: es un masajeador sumamente básico.

4. Cojín de masaje shiatsu Sinbide

VER OFERTA EN AMAZON

Cierro esta comparativa de cojines masajeadores con otro ejemplar de muy buena relación calidad/precio. Sirve para espalda, cuello, hombros y piernas, siendo un modelo práctico no solo para el usuario común, sino también para deportistas.

Usa 4 cabezales giratorios y 2 direcciones de amasado para aliviar tus molestias. Aparte de reducir el dolor, también te servirá para aumentar tu nivel de energía para la próxima jornada.

Tiene una característica muy llamativa, y es que no solo funciona con calor, sino que combina las medias temperaturas con un haz de luz. Como consecuencia, te proporciona una terapia corporal avanzada que libera la tensión en muy poco tiempo.

Es fácil de manejar, viene con una cinta de velcro ajustable y un tamaño compacto, además de su funda de microfibras suave al tacto y de limpieza rápida. Por decir algo negativo, no incorpora velocidades ajustables. Aun así, su nivel de intensidad es bastante equilibrado.

PROS
  • Buena relación calidad/precio: es un cojín barato y efectivo.
  • Masaje profundo: usa 4 cabezales en 2 direcciones de amasado.
  • Tratamiento avanzado: combina calor y luz para aliviar la tensión.
  • Alta comodidad: se ajusta con facilidad y es suave al tacto.
CONTRAS
  • Velcro algo endeble: si no se sujeta bien, el masajeador se cae.

¿Qué cojín masajeador elegir? Consejos de compra

Todos los modelos que te he mostrado son muy interesantes, pero no cualquiera de ellos se ajusta a tus requerimientos. Si aún no sabes cuál es el mejor cojín masajeador para ti, evalúa los siguientes criterios:

Nodos de masaje

Los módulos o cabezas de los masajeadores son los que hacen el trabajo de las manos, pero en este caso siendo una imitación eléctrica. Amasan y giran para ejercer presión en el cuerpo y así aportar relajación. El número de nodos varía en función del modelo, y cuanto más integres, más profundo será el masaje.

En la medida de lo posible, compra un masajeador con bastantes nodos y que permitan configurar la dirección. Así vas a seleccionar la rotación en el sentido que prefieras para aliviar tus dolencias.

Versatilidad

Existen cojines masajeadores para espalda, otros para hombros e incluso algunos para los pies. Mi recomendación es que compres un modelo multiusos que te sirva para distintas partes del cuerpo. Recuerda que en muchas circunstancias los dolores musculares se ven reflejados en otras zonas.

Intensidad regulable

Los masajeadores que admiten la regulación de la rapidez y la fuerza del tratamiento son mucho más prácticos. Y es que en ocasiones necesitas un amasado profundo que te saque todo los nudos, pero en otras sólo pequeñas vibraciones relajantes.

Sistema de calefacción

No es una función obligatoria, pero sí bastante aconsejable en vista de todos sus beneficios. De hecho, la mayoría de los masajeadores que te he mostrado incorporan modos térmicos. Su objetivo es promover la circulación sanguínea y desinflamar.

Te ayudará a aliviar los dolores más crónicos con mayor rapidez, a reducir el hormigueo y a aflojar los músculos.

Estructura

Fíjate en que el aparato que adquieras sea fácil de transportar, preferiblemente con un tamaño compacto. También debes asegurarte de que su diseño se adapte a la parte del cuerpo donde lo vayas a usar. La ergonomía es un aspecto decisivo a la hora de utilizar un masajeador.

También debes prestar atención a lo siguiente:

  • Correas: revisa si el masajeador trae cintas de sujeción que eviten que se caiga mientras lo estás usando.
  • Peso: cuanto más ligero sea el dispositivo, mejor, ya que será más cómodo y te lo podrás llevar a donde quieras.
  • Material de fabricación: elige un ejemplar con tela de microfibras o cuero PU, que son suaves y fáciles de limpiar.

Seguridad

Si te quedas dormido con el equipo, no sólo vas a recibir un masaje excesivo, sino que también se puede dañar. El apagado automático es un sistema de seguridad muy efectivo que aumenta la vida útil del masajeador y te permite controlar con precisión la sesión de masaje.

Accesorios adicionales

Algunos modelos están acompañados con cojines, fundas, mando a distancia o un adaptador para usarlo en el coche. Es verdad que no son elementos imprescindibles, pero te dan algunos pluses interesantes.

Precio

En realidad, el precio a pagar es lo primero que debes establecer antes de comprar un cojín masajeador. Aun así, lo he dejado para el final porque el coste económico del aparato depende de todas las características anteriores.

En función del número de nodos, sus ajustes adicionales y su estructura verás modelos más baratos y caros que otros. De todos modos, los masajeadores de esta guía de compra tienen una buena relación calidad/precio.

¿Cómo utilizar un cojín masajeador?

Lo primero es revisar el manual de instrucciones para conocer el funcionamiento básico del equipo. Luego de ello, sigue estos pasos:

  1. Busca un lugar cómodo. El sitio donde vayas a recibir el masaje debe ser relajante y armonioso. Asegúrate de que no existan distracciones y que no vayas a sufrir de interrupciones durante la sesión. De lo contrario, los efectos serán menos placenteros.
  2. Enciende el masajeador. Conecta el cojín a la energía eléctrica o acopla su batería. Pulsa el botón de encendido y configura el equipo según tus preferencias, si así lo permite. Gradúa la velocidad, la dirección y el nivel de calor.
  3. Ubica la zona a tratar. Coloca el cojín en la parte del cuerpo donde te haga falta y él mismo hará el trabajo por sí solo. Si lo deseas, puedes echarte algo de gel corporal o aceite si tienes la piel seca.

Espero que esta guía de compra te haya sido de utilidad y que estés preparado para comprar un cojín masajeador. De esta manera, recibirás un tratamiento reparador, relajante y que te permite renovar energías.