Mejores Masajeadores Cervicales

La cerviz es una de las zonas más importantes del cuerpo, ya que recubre las vértebras que conectan el cuello con la espalda. Ahora bien, luego de largas jornadas laborales o días de mucho estrés, las molestias serán bastante notorias y desagradables. Es aquí donde los masajeadores cervicales se convierten en tus aliados.

Estos dispositivos son muy prácticos para aliviar las dolencias que se generan en el día a día, al igual que para reducir la inflamación de los músculos. Te ayudarán a estar más relajado y a recuperar energías para el próximo día. Ten en cuenta que los dolores del cuello se reflejan en prácticamente todo tu cuerpo.

Si deseas disfrutar de noches más placenteras, un descanso reparador y mejor condición física, no te pierdas los consejos que he preparado para ti.

Comparativa de los mejores masajeadores para cervicales

1. Masajeador de cuello eléctrico Duomishu

Ver Precio
Lee opiniones

PROS

  • 16 nodos de masaje
  • Masajeador multiusos
  • Materiales de calidad
  • Numerosas funciones

CONTRAS

  • No es portátil

2. Masajeador de cuello y hombro eléctrico

Lee opiniones

PROS

  • Amasado profundo
  • Funciones avanzadas
  • Diseño ergonómico
  • Muy silencioso

CONTRAS

  • Conector de corriente endeble

3. Masajeador de cuello y hombros Renpho

Lee opiniones

PROS

  • Gran versatilidad
  • Amasado profundo
  • Equipo adaptable
  • Muy silencioso

CONTRAS

  • Sin vibración

4. Masajeador de cuello y hombros Renpho

Lee opiniones

PROS

  • Masajeador multiusos
  • Varias opciones de ajuste
  • Diseño ergonómico
  • Con sistema de seguridad

CONTRAS

  • Tela delicada

5. Masajeador de cuello CONQUECO

Lee opiniones

PROS

  • Fácil de utilizar
  • Numerosos ajustes
  • Con función térmica
  • Buena autonomía

CONTRAS

  • Sin masaje shiatsu

 Los 5 mejores masajeadores para cervicales

Si buscas masajeadores cervicales en internet, te sorprenderá ver la amplia variedad de modelos que hay disponibles. Elegir no es tarea sencilla, en vista de todos los equipos con distintas prestaciones que existen. Por este motivo, he seleccionado los mejores y te daré a conocer sus ventajas, desventajas y opiniones.

1. Masajeador de cuello eléctrico Duomishu

VER OFERTA EN AMAZON

Lo que más destaca de este masajeador es la capacidad de ajustar los tratamientos según tus necesidades. Tiene 16 cabezales giratorios y que funcionan en 2 direcciones para aliviar la tensión y reducir tu fatiga muscular. Además, sí usa la técnica shiatsu, para liberar los nudos concentrados en tu cuello.

Aparte de ello, trae función de calentamiento y maniobras artificiales que imitan muy bien las manos humanas. Se trata de un modelo versátil, porque no solo sirve para tu cervical, sino también para los hombros, el lumbar e incluso las piernas. Promueve el flujo sanguíneo y te ayudará a conciliar mejor el sueño.

En el mismo sentido, se ha utilizado cuero PU para su elaboración, un material suave, flexible y que te proporciona una sensación cómoda. Finalmente, está recubierto con una malla transpirable y resistente que resulta de fácil limpieza.

Por decir algo negativo, no tiene una batería recargable, pero su cable es lo suficientemente largo para que no tengas molestias.

PROS
  • 16 nodos de masaje: otorga un amasado profundo y reparador.
  • Masajeador multiusos: sirve para varias partes del cuerpo.
  • Materiales de calidad: cuero PU y malla con alta suavidad y flexibilidad.
  • Numerosas funciones: masaje shiatsu, calefacción y apagado automático.
CONTRAS
  • No es portátil: no incluye batería y su tamaño es algo grande.

2. Masajeador de cuello y hombro eléctrico

VER OFERTA EN AMAZON

Otro de los masajeadores cervicales más atractivos, y con una buena relación calidad/precio. Consiste en un equipo profesional, pero que lo puedes manejar desde tu casa. En el caso anterior, tiene 16 cabezales giratorios en 2 direcciones para aportar un amasado profundo y reducir las tensiones en tus músculos.

Gracias a su masaje shiatsu, ejerce la presión suficiente para liberar los nudos y sacar el estrés de tu cuerpo. Cuenta con una función de calefacción infrarroja que favorece la recuperación muscular y hace que tu torrente sanguíneo tenga un mejor flujo.

Está diseñado con forma de U, siendo un modelo ergonómico que se adapta a tu cuello de manera precisa. Y claro, también lo podrás usar en la espalda, brazos, hombros e incluso los pies. Por último, su motor de cobre es muy silencioso, así que resulta de lo mejor si deseas tomar una siesta.

PROS
  • Amasado profundo: emplea 16 cabezales con rotación bidireccional.
  • Funciones avanzadas: masaje shiatsu, calefacción y temporizador.
  • Diseño ergonómico: se adapta con facilidad a cualquier parte del cuerpo.
  • Muy silencioso: el motor casi no se percibe.
CONTRAS
  • Conector de corriente endeble: si ocurre un tirón ligeramente fuerte, el equipo se desconecta.

3. Masajeador de cuello y hombros Renpho

VER OFERTA EN AMAZON

Este es el masajeador ideal si buscas un dispositivo versátil que te permita aliviar tu cuerpo en su totalidad. Funciona principalmente en el cuello, pero sus terapias se ven reflejadas en los hombros, la espalda y las piernas. Y evidentemente, también lo podrás colocar directamente en estas zonas para reducir las molestias.

Es un equipo cómodo, versátil y que ofrece un amasado penetrante con sus 8 cabezales que imitan los dedos humanos. Se vale de la técnica japonesa shiatsu para llegar hasta los tejidos más profundos y liberar los puntos de activación. Por si fuera poco, viene con una función de calefacción ajustable en diferentes niveles.

También es posible modificar la potencia y la dirección del masaje para que recibas las terapias exactamente con tus preferencias. Lo único que le falta para ser el masajeador perfecto es una modalidad de vibración, pero vamos, que con todo lo demás ya tendrás más que suficiente.

PROS
  • Gran versatilidad: sirve para cuello, espalda, hombros y piernas.
  • Amasado profundo: sus cabezales imitan los dedos humanos.
  • Equipo adaptable: es posible modificar la temperatura, la intensidad y la dirección.
  • Muy silencioso: su motor de cobre casi no se percibe.
CONTRAS
  • Sin vibración: se echa en falta para favorecer la circulación sanguínea.

4. Masajeador de cuello y hombros Renpho

VER OFERTA EN AMAZON

Termino esta comparativa de mejores masajeadores cervicales con uno de los modelos más compactos. Posee una forma de almohadilla que lo hace fácil de transportar y colocar en tu cuello, al igual que en hombros, espalda, lumbares, pies y pantorrillas.

Gracias a su diseño portátil, te lo puedes llevar a la oficina, de viaje o incluso utilizar en el coche, pues posee un adaptador de corriente para tu vehículo. A pesar de ser un modelo sencillo, dispone de algunas funciones interesantes, tales como calefacción y velocidades ajustables.

Es un masajeador que no cambia de dirección de manera repentina, sino que recurre a movimientos uniformes y circulares. No obstante, debes poner cuidado para no romper la superficie de tela, ya que es delicada. Si te decides por él, lo debes utilizar con mucha delicadeza.

PROS
  • Masajeador multiusos: se adapta a diversas partes del cuerpo.
  • Varias opciones de ajuste: 3 niveles de potencia, dirección y calefacción.
  • Diseño ergonómico: es cómodo, flexible y suave al tacto.
  • Con sistema de seguridad: evita el sobrecalentamiento y se apaga de modo automático
CONTRAS
  • Tela delicada: es susceptible a los movimientos bruscos y el polvo.

5. Masajeador de cuello CONQUECO

VER OFERTA EN AMAZON

Este equipo lleva a cabo una fisioterapia avanzada que te otorga una máxima relajación. Utiliza técnicas de masajes tradicionales, tales como amasado, extrusión y golpes suaves para aliviar las molestias. Asimismo, mejora la calidad de tu sueño y te ayudará a tener una mejor circulación sanguínea.

Me gusta el masajeador porque es bastante adaptable, ya que posee 5 modos de pulso, 15 configuraciones de potencia y 13 opciones de calentamiento. Podrás elegir el tipo de tratamiento más adecuado para reducir tanto los dolores como la tensión muscular.

Es un aparato seguro, pues trae un sistema de apagado automático que hace que deje de funcionar luego de 15 minutos. Hubiese sido bueno que empleara la técnica shiatsu, que da un plus en la relajación. Aun así, combate el estrés óptimamente si no tienes dolencias crónicas.

PROS
  • Fácil de utilizar: diseño intuitivo con mando a distancia.
  • Numerosos ajustes: puedes modificar la intensidad del masaje a tu gusto.
  • Con función térmica: sus 42 grados alivian la tensión muscular.
  • Buena autonomía: una sola carga dura para 10 usos.
CONTRAS
  • Sin masaje shiatsu: no utilizar técnica de masaje a presión.

¿Qué masajeador cervical elegir? Consejos de compra

Todos los modelos que has visto son muy atractivos, pero eso no quiere decir que cualquiera se adapte a tus necesidades. Si quieres saber cuál es el mejor masajeador cervical para ti, primero evalúa los siguientes aspectos:

Número de cabezales

Los nodos de masaje son los que se encargan de aplicar el tratamiento en tus músculos. Tiene la función de imitar las manos humanas lo mejor posible, y cuantos más cabezales posea, más profundo y penetrante será el masaje.

Hay ejemplares con 4,8 y hasta 16 nodos.

Función de calor

La mayoría de los masajeadores actuales incorporan una función de calor, pero no está de más que lo verifiques. Algunos emiten una temperatura constante, mientras que otros usan un sistema variable, aunque sólo de unos cuantos grados. Sea como sea, el tratamiento térmico favorece la recuperación muscular y potencia el flujo sanguíneo.

También es importante que el equipo permita activar y desactivar esta modalidad cuando quieras. Algunos funcionan con calor constante, lo que los hace menos versátiles.

Intensidad regulable

Los modelos más sencillos tienen una potencia constante que, si bien no está mal, quizás no sea la más adecuada para todo tipo de dolencias. Entonces, el control de la velocidad es muy influyente para mejorar la calidad del masaje. Por lo menos, adquiere un ejemplar que tenga 2 niveles, donde lo mejor serían 3 opciones de ajuste.

Sentido del giro

Otra opción muy práctica es la capacidad de cambiar y regular la dirección de los cabezales. Incluso, si eliges un masajeador shiatsu, vas a disfrutar de un tratamiento en múltiples direcciones al mismo tiempo. Resulta vital que te cerciores de que los movimientos sean uniformes y que no sufran cambios bruscos.

Es una particularidad que hace del masaje mucho más efectivo.

Batería recargable

No resulta completamente obligatorio, pero si necesitas trasladar el masajeador constantemente, te recomiendo que compres uno recargable. No es un secreto que los cables son un tanto molestos, sobre todo si no tienes mucho espacio.

La inclusión de una batería te da mayor libertad de movimiento, y es que hasta podrás recibir masajes mientras vas en coche, en avión, en la oficina y prácticamente donde quieras.

Apagado automático

Es una función que evita el sobrecalentamiento, lo que alarga la vida útil del masajeador. Del mismo modo, impide que recibas un masaje excesivo, por ejemplo si te quedas dormido durante la terapia. Dependiendo del modelo, el temporizador tendrá un tiempo de 15 a 20 minutos.

Adaptador para el vehículo

Si no compras un modelo portátil, es buena idea que sí incorpore un adaptador de corriente para el coche. Recuerda que al conducir o al pasar mucho tiempo en el asiento del copiloto los músculos de tu cuello se contraen y generan estrés. Relajarte mientras estás sentado en un largo viaje no tiene precio.

Tipo de masajeador

En esta guía de compra has visto masajeadores cervicales con varios estilos y diseños. Los más comunes son los siguientes:

  • Masajeador con abrazaderas. Tiene una estructura en forma de cubo, y la debes colocar exactamente alrededor de tu cuello. Normalmente cubre parte de la espalda alta y llega hasta los hombros.
  • Cojín de masaje. Se parece a una almohada y casi siempre dispone de un velcro ajustable. Te lo puedes poner donde más lo necesites con mucha facilidad.

¿Por qué comprar un masajeador cervical?

La cervical engloba numerosos músculos, nervios y fibras que tienen incidencia directa en tu bienestar general. Si sufres de un dolor en la cerviz, se verá reflejado por la espalda e incluso llegará hasta la cadena y las piernas. Un masajeador alivia todas tus molestias en cuestión de minutos.

Otros de sus beneficios son los siguientes:

  • Ahorras dinero y tiempo. No debes acudir a un masajista profesional que, aparte de estar lejos de tu casa, te cobra una suma considerable. Tú mismo puedes hacerte la terapia.
  • Son equipos sencillos. Más allá de leer el manual de instrucciones, no debes ser un experto para usar los aparatos. Tienen un funcionamiento intuitivo, botones configurables y algunos incluso mando a distancia.
  • Cuidan tu físico. No solo alivian los dolores, sino que también fomentan la circulación sanguínea y mejoran tu postura. Te hacen una persona más flexible, con mayor rango de movimiento y te ayudarán a dormir mejor.

¿Cuánto cuesta un Masajeador cervical?

Los precios de los masajeadores cervicales son muy variados, porque entran en juego todos los aspectos que te he explicado antes. Por ejemplo, los modelos sencillos, con sólo un par de velocidades y sin funciones avanzadas, los verás alrededor de 40 o 50 euros.

En cambio, los masajeadores más completos, con batería incorporada, masaje shiatsu, calor infrarrojo y otras funciones avanzadas pueden alcanzar los 100 y hasta 150 euros.

Lo importante es que elijas uno que satisfaga tus necesidades y que te permita disfrutar de una buena sesión de relajación.